Ante la farsa y los secuestros en Venezuela, Unidad Sur Florida a la opinión pública:

El 30 de julio Venezuela fue víctima del fraude más grande en su historia. Por encima de la voluntad del pueblo, Nicolás Maduro impuso un proceso electoral corrupto que violó todos los principios legales, constitucionales y el sagrado principio del voto universal y directo.

Desde el inicio de la Constituyente, han sido innumerables los atropellos que se fraguaron contra líderes políticos, jóvenes de la resistencia y los derechos humanos en general. El primero de mayo el dictador Maduro llamó a una constituyente, saltándose todos los pasos previstos en la ley, la propuesta fue respaldada por el Tribunal Supremo espurio y por frases del dictador como “Lo que no logremos por los votos lo lograremos por las armas”.

Más de 120 venezolanos han perdido la vida en cuatro meses de protestas, 16 de ellos, fueron asesinados en pleno proceso electoral constituyente. Proceso que contó más muertes y represión que votos.

El Régimen del Dictador Nicolás Maduro, a través de la rectora (con su cargo ya vencido) Tibisay Lucena, presentó el domingo en horas de la noche unas cifras oficiales de votantes, amañadas y desvinculadas de la realidad que vivieron los venezolanos en las calles y centros de votación. También los medios de comunicación nacionales e internacionales fueron testigos, a pesar de la prohibición de documentar y reportar la verdad a un perímetro de 500 metros en cada centro electoral; pero sobre todo, estos resultados cínicamente abultados, están deslindados de la realidad que viven los venezolanos día a día, contra la que están luchando desde hace 124 días en las calles y contra la que cada uno de nosotros (7.6 millones de venezolanos) votó el pasado 16 de julio en consulta popular, enviando un mensaje claro y contundente al mundo pero sobre todo al régimen del tirano Nicolás Maduro.

El domingo pese a la advertencia del pueblo y de la comunidad internacional, una cúpula de corruptos y narcotraficantes que hoy secuestra la nación decidió huir hacia adelante y dar un zarpazo mortal al último vestigio de Democracia que quedaba en nuestro amado país, con el propósito de sepultar la constitución y La Asamblea Nacional electa con la participación de más de 14 millones de venezolanos, hoy, único poder con legitimidad democrática y electoral en Venezuela….

Load More
Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.

Noticias